Kevin Adorno

Kevin Adorno

CEO Kevin Adorno Photo Studio

Empresa dedicada a la fotografías para eventos sociales, que nació en el año 2010, cuando se independizó del negocio familiar y decidió seguir su propio camino.

Conversamos con Kevin, que viene de una familia de fotógrafos reconocidos, creció en ese ambiente, pertenece a la tercera generación. Considera que heredó ese arte y lo está explotando en un mercado bastante competitivo.

Le apasiona el mundo de la fotografía, se siente inmensamente feliz al plasmar instantes en ellas. Si bien hoy es uno de los rubros más afectados por la Pandemia, alega que el mercado en sí se mueve solo, la gente en Paraguay hace muchos eventos y la fotografía profesional también desde hace un tiempo tiene más relevancia y protagonismo. Si bien la fotografía tiene muchas ramas, ellos apuntan a los eventos sociales.

Kevin se considera una persona motivada por la vida, por sus obligaciones, ya que busca que sus proyectos potencien su calidad de vida. Ama pasar tiempo con sus hijos y afirma que gracias a Dios encontró un trabajo que le permita equilibrar el tiempo entre su trabajo y sus hijos.

Cree que cada fotógrafo es único, ni mejor ni peor, sino que cada uno tiene un ojo distinto, que es lo que los diferencia entre ellos. Los fotógrafos expresan con imágenes lo que captan y lo plasman. Cada uno tiene su propio estilo.

Se considera una persona noble y sencilla, lo que los clientes pueden constatar al conocerlo y tratar con él. De repente, es un poco impaciente, le gusta hacer las cosas en su momento y no esperar a que sucedan.

El camino recorrido…

Habla de haber heredado un apellido con mucho peso en el rubro, por lo que no podía ser menos de lo que fueron sus antecesores, tiene que ser más. Se proyectó a eso y creó un eslogan “Arte e Innovación” Porque necesitaba innovar, no seguir haciendo lo mismo. Y considera que lo llevó bastante bien porque conservó lo bueno anexando tecnología e innovación, con lo que logró posicionarse en el mercado, no solo heredar ese lugar sino que defenderlo y mantenerlo.

Las piedras que encontró…

Cada obstáculo sirvió de experiencia y enseñanza. Valora y rescata que a partir de las equivocaciones, siempre se ha levantado. Sobrepasaron muchas crisis, malas inversiones, recesiones y esta pandemia. En el 2016 no hubo pandemia, pero si una recesión fuertísima, que resistieron y a la que hicieron frente con alianzas y al final, pudieron salir airosos.

Disfruta hacer deportes, pasar tiempo con los amigos y sus hijos. Eso es lo que más le gusta.

Un día perfecto sería, en la playa con sus hijos, disfrutando sin presión, sin responsabilidades o viajando con ellos.

¿A dónde va?

Hace unos años se propuso tener su casa después de los 30, y a los 33 ya lo está cumpliendo. Su meta a corto plazo es, una vez superada la pandemia, volver a posicionar la marca fuerte como hace unos años atrás.

Frase de cabecera

“Lo que no mata, fortalece” Las circunstancias negativas, te hacen más fuerte, sí o sí. Equivocarte te baja a tierra. Cuando está todo perfecto, pensás que nunca te va a pasar, entonces cuando te pasa de golpe, pisas tierra. Le gustan los cambios y estar en movimiento.